Por generación de ingresos  mediante: adhesiones por la realización de actividades gastronómicas (curantos, preferentemente); recepción de aportes monetarios a través de presentación de proyectos a instancias municipales (algunas comunas chilotas y de Santiago), gubernamentales (Presidencia) y de orden privado; y cancelación de cuotas sociales por parte de los socios de la institución.